domingo, 27 de noviembre de 2016

El amor en los tiempos de facebook y whatsapp


Este artículo de Ana Giorgana ha sido publicado en la REVISTASER.COM

Ana Giorgana | Jueves, 24 Noviembre 2016.
Imagen tomada de internet
Las relaciones de pareja cambian con las épocas. Como todo en la vida de los seres humanos cada situación que vivimos depende de la cultura y se refieren a una construcción social. Las redes sociales están transformando las formas y maneras de estar en pareja.
Una gran cantidad de parejas demuestran su amor, desamor, infidelidades y celos mediante estas redes sociales. También es cierto que una gran cantidad de personas buscan o ansían encontrar parejas dentro de esta realidad virtual.
Una realidad virtual, que como su nombre lo indica es virtual, aparente, y que puede no ser real. Por tanto, las relaciones de pareja están envueltas en un halo de magia, de existencia, de no existencia y sujeta a interpretaciones personales.
Todas las redes sociales Facebook, whatsapps, Instagram y muchas más van revolucionando y trasformando la forma de estar y vivir en pareja.
Todo puede suceder en la red, desde romances efímeros, coqueteos, infidelidades o amores verdaderos que terminan en relaciones estables y duraderas. Al mismo tiempo, pueden surgir otro tipo de fantasmas dentro de las mismas relaciones de pareja, encuentros indeseables, secretos que salen a la luz, en fin, la privacidad se ha terminado, no tanto por lo que tú subes a la red, sino por lo que tus amigos suben a sus muros y te involucran.
Un hecho importante que se ha venido observando en este tipo de situaciones es la que le sucede a Carolina, sufre porque su novio no la tiene en face, llora porque no le contesta de inmediato sus mensajes, se molesta porque la deja en visto, se llena de ira porque alguna amiga le hizo un comentario en las fotos de su novio. No descansa, todo el tiempo está pendiente de las acciones y omisiones de su pareja dentro de la red. Digamos que lo mantiene satlkeado dentro del mundo virtual.
Su angustia, desconfianza, falta de interés, fallas en su concentración y atención se pueden deber a esta falta de atención y foco en sus tareas, solo piensa y se obsesiona en la red y lo que hace su pareja en ellas.  En una relación cara a cara tenemos que esperar, comunicarnos con palabras completas, expresar sentimientos, resolver conflictos, tener tolerancia, mostrar empatía, comprensión y un interés genuino por el otro y por la relación.  Esto no sucede en el mundo virtual.
La realidad virtual es como un tercero en la vida de las parejas: juntos pero cada uno con su móvil. Juntos pero cada uno con su propia realidad a la hora de estar conviviendo. La intimidad se suple y se ve invadida ante la falta de cercanía.
La energía psicológica y afectiva se encuentra almacenada en las redes sociales.  Ya no hay deseos, todo es posible en cualquier momento a cualquier hora. La red y las relaciones están disponibles 24/7. No hay espera. No hay reparo. El objeto del deseo o de la sospecha se encuentra en cualquier momento. Además con un acervo histórico de todo lo que se requiera encontrar acerca de la persona o la pareja que se desea Stalkear, seguir, acosar o de la que quiera información.
Parte de la gravedad de estos asuntos virtuales, es que cualquiera puede ser o no ser lo que publica. Puedes relacionarte con alguien que ni siquiera está dispuesto a revelar su identidad.  Todo es posible en el ciberespacio.
El problema no es el otro sino las redes sociales. La dificultad no está en las redes sociales sino en el uso que hacemos de ellas.

martes, 22 de noviembre de 2016

La violencia no es normal en la vida en pareja

Historias Reales de Personas Reales
www.cecreto.com

Leonor vive con un hombre de un carácter muy fuerte. Un hombre que grita, se enoja y se desespera con facilidad. Se descontrola en cada momento y la amenaza.

Leonor se siente asustada y estresada en todo momento, nunca sabe cómo llegará él a casa, de que humor, además, abusa del alcohol. Los fines de semana solo piensa en beber con sus amigos y a ella la abandona todo el tiempo.

Leonor no puede ya ocultar su dolor, el fin de semana anterior, su pareja por primera vez, la agredió físicamente porque ella se quejó de la manera en que bebe y le reclamó su abandono.

Leonor tampoco puede ocultar sus heridas físicas, la agredió y sus moretones son visibles en el rostro y en su cuello. Ella trata de disminuir sus heridas con maquillaje, pero es imposible. Ahora sí, se han tornado visibles.

En el trabajo le solicitaron que buscara ayuda pues comete demasiada distracciones: está dispersa, nerviosa, angustiada, su eficiencia ha bajado y su deterioro emocional y físico se observa a todas luces.

Sus primeras palabras fueron: Yo, juré amor hasta que la muerte nos separe.

Y, no ha sido así, las cosas han cambiado notablemente, él ya casi no trabaja, yo sostengo la casa en su mayoría, él solo bebe y quiere estar con sus amigos.

Su violencia cada día es mayor, pero en esta ocasión me agredió físicamente y no sé cómo salir de ahí. Siento que todo puede ser como antes, quiero que todo vuelva a ser como era antes. Pero él considera que así estamos bien y que yo espero demasiado de una relación.

Frente a esta situación ella ha mantenido silencio absoluta con su familia y con sus amigos. No quiere que le digan que lo deje o que lo denuncie. Pero tampoco sabe qué hacer.  Leonor tiene miedo. Su pánico la ha paralizado. Además se siente muy confundida de hasta dónde han llegado las cosas en su vida de pareja.

Él no sabe que he buscado ayuda, pero mi trabajo está en riesgo y no puedo perderlo.

Es evidente que Leonor no logra aún darse cuenta que está envuelta bajo su creencia sobre: hasta que la muerte nos separe.  Situación normal para alguien que ha estado en una situación tan violenta.

Con el paso de los días, Leonor está saliendo de su anestesia emocional y está cobrando conciencia de su situación. Misma que solo ella puede detener.

La desesperación que ha sentido al enfrentar que su relación de pareja no es lo que ella quería, ha tenido que dejar de lado la ilusión y tomar acciones concretas para su recuperación.

Lo primero que hizo fue poner tierra de distancia y empezar a cuidar de sí misma.

Lo segundo abrir su situación con personas a las que ella considera que van a ayudarla.

Lo tercero hablar con su pareja en un contexto de seguridad.

La única forma de solucionar un problema de creencias y de hechos es afrontando los hechos, por doloroso que parezca.

Leonor ha empezado a ver las bondades de la psicoterapia y está en vías de recuperarse a sí misma.

 Si te encuentras en una situación similar busca ayuda, pero te aconsejo que leas este artículo:

Ana Giorgana 

viernes, 18 de noviembre de 2016

Yo juré hasta que la muerte nos separe...

Historias Reales de Personas Reales
www.cecreto.com


Resultado de imagen para frases hasta que la muerte nos separe

Leonor vive con un hombre de un carácter muy fuerte. Un hombre que grita, se enoja y se desespera con facilidad. Se descontrola en cada momento y la amenaza.

Leonor se siente asustada y estresada en todo momento, nunca sabe cómo llegará él a casa, de que humor, además, abusa del alcohol. Los fines de semana solo piensa en beber con sus amigos y a ella la abandona todo el tiempo.

Leonor no puede ya ocultar su dolor, el fin de semana anterior, su pareja por primera vez, la agredió físicamente porque ella se quejó de la manera en que bebe y le reclamó su abandono.

Leonor tampoco puede ocultar sus heridas físicas, la agredió y sus moretones son visibles en el rostro y en su cuello. Ella trata de disminuir sus heridas con maquillaje, pero es imposible. Ahora sí, se han tornado visibles.

En el trabajo le solicitaron que buscara ayuda pues comete demasiada distracciones: está dispersa, nerviosa, angustiada, su eficiencia ha bajado y su deterioro emocional y físico se observa a todas luces.

Sus primeras palabras fueron: Yo, juré amor hasta que la muerte nos separe.

Y, no ha sido así, las cosas han cambiado notablemente, él ya casi no trabaja, yo sostengo la casa en su mayoría, él solo bebe y quiere estar con sus amigos.

Su violencia cada día es mayor, pero en esta ocasión me agredió físicamente y no sé cómo salir de ahí. Siento que todo puede ser como antes, quiero que todo vuelva a ser como era antes. Pero él considera que así estamos bien y que yo espero demasiado de una relación.

Frente a esta situación ella ha mantenido silencio absoluta con su familia y con sus amigos. No quiere que le digan que lo deje o que lo denuncie. Pero tampoco sabe qué hacer.  Leonor tiene miedo. Su pánico la ha paralizado. Además se siente muy confundida de hasta dónde han llegado las cosas en su vida de pareja.

Él no sabe que he buscado ayuda, pero mi trabajo está en riesgo y no puedo perderlo.
Es evidente que Leonor no logra aún darse cuenta que está envuelta bajo su creencia sobre: hasta que la muerte nos separe.  Situación normal para alguien que ha estado en una situación tan violenta.

Con el paso de los días, Leonor está saliendo de su anestesia emocional y está cobrando conciencia de su situación. Misma que solo ella puede detener.

La desesperación que ha sentido al enfrentar que su relación de pareja no es lo que ella quería, ha tenido que dejar de lado la ilusión y tomar acciones concretas para su recuperación.

Lo primero que hizo fue poner tierra de distancia y empezar a cuidar de sí misma.

Lo segundo abrir su situación con personas a las que ella considera que van a ayudarla.

Lo tercero hablar con su pareja en un contexto de seguridad.

La única forma de solucionar un problema de creencias y de hechos es afrontando los hechos, por doloroso que parezca.

Leonor ha empezado a ver las bondades de la psicoterapia y está en vías de recuperarse a sí misma.
Si te encuentras en una situación similar busca ayuda, pero te aconsejo que leas este artículo:


Ana Giorgana

lunes, 14 de noviembre de 2016

Sufres Maltrato Psicológico: Busca Ayuda!!!


El Maltrato Psicológico se ha vuelto una constante no solo en las relaciones de pareja, también en el espacio de las redes sociales.

Es necesario cobrar conciencia sobre este fenómeno que es casi imperceptible, pero que, tiene serias repercursiones en la vida de las personas.

Cómo poder identificar el maltrato psicológico:


También puedes consultar la siguiente liga para más información

Ana Giorgana 



domingo, 13 de noviembre de 2016

La infidelidad provoca crisis en las relaciones de pareja

Historias Reales de Personas Reales
Resultado de imagen para infidelidades


Toda infidelidad puede definirse como relaciones que se establecen fuera de la pareja con un fin sexual o afectivo, en la que existe un compromiso.

Algunos estudiosos han hablado sobre diversas causas de la infidelidad. En mi experiencia, me parece, que se pese al acto infiel, se trata de una decisión personal. 

La persona infiel decide serlo o no de acuerdo a sus circunstancias. Sin embargo, existen algunos puntos que encierran o engloban, algunas de las causas de la infidelidad.

-      Altas expectativas: cuando deseamos que la pareja satisfaga todas nuestras necesidades afectivas: amor, comprensión, solidaridad, cariño, reconocimiento, economía, sexualidad, acompañamiento en momentos de crisis, protección, etcétera.                                        
   
    Algunas personas se sienten asfixiadas frente a tanta demanda, y pueden huir, mediante una infidelidad.

-      Aburrimiento de la relación de pareja: no existe ya una unión para refrescar la vida en pareja. La relación se ha vuelto monótona en todos sus aspectos.

-      Pérdida del interés de uno de los integrantes de la pareja por el otro: ocupaciones desbordantes, los hijos, trabajo excesivo, abandonos afectivos.

-      Desamor: cuando ya no se desea ni se quiere estar con esa pareja y no existen canales de comunicación para resolver el problema o poner fin a la relación.

-      Una manera de entender el amor: las personas que son recurrentemente infieles, seguramente, lo seguirán haciendo, no se trata de una infidelidad ocasional, sino de una persona que es infiel como estilo de vida.  leer más         Ana Giorgana    www.cecreto.com




Consecuencias Psicológicas de la Violencia y el abuso


Siempre existen consecuencias psicológicas en las relaciones de abuso y violencia.

Resultado de imagen para salir de una relacion toxica



Consecuencias Psicológicas:

Ansiedad, depresión y fatiga crónica.

Ganas de llorar sin causa aparente.

Temor y miedo a contarle a alguien lo que estás viviendo. 

Te aislas.

Un alto grado de estrés.

Trastornos de sueño, de alimentación o abuso de algunas substancias.

Un gran dolor al que no les puedes dar nombre y apellido.


La confusión social y personal de la violencia:

Los celos son una manifestación del amor.

Así son los hombres.

Así son las mujeres.

A las mujeres ni todo el amor ni todo el dinero.

Porque me quiere me golpea.

Sí me quisieras harías lo que yo te digo o te pido.   Leer más

Ana Giorgana
Terapeuta

Abuso y Violencia en las Relaciones de Pareja...


Reconociendo las señales de abuso y violencia.
www.cecreto.com 


Resultado de imagen para recuperarse de la violencia

¿Tu pareja se muestra celosa en cualquier circunstancia o demasiado posesiva?

¿Cuándo algo no le parece se descontrola y tiene reacciones irascibles?

¿Tienes que reportar en dónde estás con quién y a qué horas, en todos los actos de tus días?

¿No le parece las amistades que tienes y tiende a que restrinjas tus contactos con ellas?

¿Se siente con el derecho de decidir sobre las visitas a tu familia?

¿El tiempo libre tiene que ser solo para tu pareja, de lo contrario, existe conflicto y acoso?

¿Es capaz de seguirte o de indagar qué haces, con quién estás y te pregunta de manera suspicaz por tus actividades?

¿Ahora resulta que tu arreglo y maneras de comportarte son criticadas y además de que necesitas cambiar?

¿Empiezas  as sentir temor e inseguridad cuando das tu opinión frente a cualquier situación?

¿En realidad no le interesa lo que dices?

¿Se muestra insensible a tus necesidades e intereses?

¿Sientes miedo y temor a sus reacciones?

¿A menudo te sientes culpable por qué no haces las cosas como tu pareja cree que deben ser?

¿Elige ser irascible y reactivo/a en lugar del diálogo?

¿Cuándo la violencia se apodera de la pareja se rompen objetos, existen gritos, amenazas y descontrol?

¿Existe violencia física de cualquier intensidad: jalones, empujones y golpes?

¿Te acusa de manera violenta sí no accedes a hacer lo que quieres en el plano físico, psicológico y sexual?



Ana Giorgana
Terapeuta

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform