lunes, 23 de enero de 2017

Síntomas de la violencia verbal en la pareja...

La violencia verbal, el chantaje emocional o maltrato psicológico son una constante en una gran cantidad de parejas tóxicas.

Te comparto algunos síntomas


Te recomiendo el artículo completo

Ana Giorgana

domingo, 22 de enero de 2017

Relaciones Tóxicas


Sabías que una gran de parejas se encuentran inmersas en relaciones tóxicas sin saberlo?






Artículo completo sobre relaciones tóxicas, lo puedes bajar aquí

Ana Giorgana
www.cecreto.com

Causas del Divorcio...

Las 5 causas más comunes de por qué las parejas toman la decisión de divorciarse.





El artículo completo lo puedes consultar aquí

Ana Giorgana

5 Diferencias entre el amor y la dependencia emocional


En los tiempos actuales, la gran mayoría de las personas confunde el amor con la dependencia emocional.


Aquí te planteo algunas diferencias fundamentales:

1-    Temor a la soledad:
Aquellas personas que cuentan con una fuerte dependencia emocional muestran un temor severo a la soledad.
Sí experimentas temor angustia, depresión por estar solo, tal vez, estás experimentando los síntomas de la dependencia emocional.
Una relación planteada desde la dependencia emocional se vuelca sobre la pareja para que le haga compañía.
Los límites entre la pareja y la individualidad se vuelven borrosos. Las personas consideran que sí están en parejas, entonces, “deben hacer todo juntos”.  Se ama con necesidad.

2.- Fuerte Necesidad de Control.
La confusión entre amor y querer controlar a la pareja resulta de una inseguridad profunda.
Querer controlar no significa amar, por el contrario, al querer controlar deseamos que el otro cambie y haga lo que nosotros pensamos o decimos.
Gran frustración experimentan las personas que mueven sus relaciones de pareja bajo la necesidad de control. Esta necesidad lleva a experimentar una fuerte dependencia emocional.
El control se vive por la pareja como ahogo, asfixia y estar bajo la lupa de la pareja sin sentir libertad para vivir.

3.- Exigencia de sentirse amado, querido y necesitado.
Sentir amor, reconocimiento y respeto por la pareja es una necesidad de la vida amorosa y una cualidad. Pero exigir ese tipo de comportamientos habla de una fuerte y marcada dependencia emocional de la otra persona, de su amor y presencia para sentirse bien.
Las personas exigentes en sentirse amadas están tan ocupadas en lograrlo  y crean conflictos, pleitos y no reparan a mirarse a sí mismas, para observar, sí ellas, están ofreciendo lo mismo.   leer más
Ana Giorgana


miércoles, 18 de enero de 2017

Yo hago todo por mi pareja

Resultado de imagen para yo cuido de ti parejas

Cuidar a la pareja es una necesidad para muchas personas.
Existen una gran cantidad de parejas que juegan ese papel:
 "Yo te cuido y tú te metes en problemas "
 Principalmente, las mujeres son las que más realizan este rol.
El efecto de rescatar a una pareja tiene sus raíces en la vida afectiva y emocional de las personas, se trata de una manera de amar distorsionada.
Rescatar a la pareja, significa: cuidar de sus finanzas, evitar que consuma drogas o alcohol,  sacarlo de sus problemas económicos.
La realidad es que las personas no se sienten motivadas a cambiar porque la otra parte de la pareja se encarga de resolver todos los problemas.
Rescatar a la pareja se convierte en un problema destructivo para la relación de pareja: conflictos, problemas, resentimientos, agresiones e incluso violencia.
El afán de ayudar al otro nos quita de construir nuestra propia vida. Por extraño que parezca, esa actitud de ver por el otro mantiene al otro en sus propios problemas.
Algunas de las consecuencias de cuidar y rescatar al otro:
- Olvidarme de mí.
- No saber decir no.
- No establecer límites claros.
- Necesidad de control.
- Responsabilizar a la pareja de nuestros problemas y conflictos.
La educación tiene una gran influencia en la manera en la que amamos y estamos dependemos de la pareja, una de ellas, es demostrar el amor a través de resolver sus conflictos.
Pero esta manera de ser rescatadora siempre genera tensiones, desilusiones y un sentimiento de fracaso.
La dependencia y el amor son términos que se confunden en la relación de pareja.
Ana Giorgana
Terapeuta.
A mí, puedes encontrarme a través de nuestro formulario de contacto.

O través de Facebook.
Visita nuestra página web : www.cecreto.com

martes, 17 de enero de 2017

Mi pareja me llena de ira, de enojo y de dolor.

Historias Reales de Personas Reales
www.cecreto.com

Algunas parejas no saben cómo manejar sus emociones dentro de la relación de pareja.
No entienden porque se descontrolan de esa manera.
Explotan.
Ofenden.
Se descontrolan.
Padecen depresiones.
Dolores Físicos.
Malestares todo el tiempo.

Y, responsabilizan su situación por los problemas que tienen en la relación de pareja.

El caso, es que de cualquier manera, independientemente de la pareja, todas las personas requerimos manejar nuestras emociones.

Aquí te dejo algunas pistas que te pueden ayudar.



Ana Giorgana

La dependencia y el amor en la pareja

Resultado de imagen para dependencia emocional

La dependencia y el amor son términos que se confunden en la relación de pareja. Todas las parejas, en un inicio, tienen el deseo de fusión, de estar cerca, mantenerse en contacto. El proceso de enamoramiento lleva a experimentar ese elixir.
Sería estupendo realmente encontrar a la media naranja.
La cultura dicta que debemos buscar a nuestra alma gemela. Un amor que sea perfecto y para toda la vida en todos sus aspectos.
Las canciones, poesías y novelas hacen referencia a esta clase de amor idealizado. Y, algunos viven buscando afanosamente, esos amores apasionados todo el tiempo.
La realidad se impone y plantea amores de carne y hueso. La decepción y desilusión toman lugar en la vida amorosa.
La ilusión de vivir pegados como siameses es una realidad. Cocidos con hilos de oro y plata, engarzados para siempre.
La vida emocional es compleja, la individualidad es nuestra realidad. Y, tener una pareja es una opción de vida que algunos viven como si fuera el fin en la vida misma.
La única dependencia fusionada es cuando estamos en el vientre materno. Deseamos conservar este estado de nirvana, pero para ello, no tenemos autonomía dependemos completamente.
Este estado es el deseo más íntimo para recrear en la pareja. Visto así, parece una locura y en verdad lo es. Pero las parejas insisten en ello y dependen de sus parejas en grado sumo para su bienestar.
Seguimos necios esperando que se cumpla con todo afán. Queremos a fuerza que la relación nos de esto, eso o aquello que nosotros no somos capaces de proveernos a nosotros mismos.
Vivimos en pareja, y eso significa para muchos, compartir los gustos, los intereses, los platillos, el tiempo, el trabajo, la casa, el dinero, los amigos, las diversiones, las familias extensivas.
¡Sí! que somos exigentes con las personas y con el amor.
Cuando esta parte de nuestra vida emocional no es comprendida desde esta realidad deseada, se inician juegos dentro de las parejas que se confunde con el amor.
Ya no amamos  a la pareja dependemos de ella y se inician juegos dentro de la relación:
-         Interrogamos: queremos todas las explicaciones acerca de su comportamiento.
-         Intentos de controlar todo lo que la pareja, hace, dice, siente o piensa.
-         El Chantaje: para sentir que somos víctimas y el otro es el malvado.
-         El castigo de la indiferencia: no te hablo, te ignoro.
-         La sumisión: mostrar rasgos de debilidad.
Ya no miramos a la pareja dependemos del vínculo que establecimos en la relación de pareja.,
Para terminar,  una frase de reflexión de Juan Pablo Valdés:
El mayor obstáculo para el amor,  es el temor secreto de no ser dignos de ser amados.

Piénselo, desde mi punto de vista, la pareja es un proyecto, y como tal, lleva tiempo en construirla. Está sujeto a pasiones, encuentros y desencuentros.
Lo más importante es observarnos en la forma cómo nosotros nos relacionamos en esta vida de a dos.
La psicoterapia de pareja siempre es una gran alternativa.
Ana Giorgana
Terapeuta.
A mí, puedes encontrarme a través de nuestro formulario de contacto.

O través de Facebook.

Suscríbete a nuestro boeltín

foxyform